Compra por categoría

Inicio

Nuestros clientes

Nuestros clientes

suscribirse aquí

newsletter

regístrate y obten un vale del 5 %

* Válido solo en el nuevo registro, no aplica con promociones del mes ni descuentos especiales.

sello-de-confianza.png

3d-secure

No contamos con ventas mostrador, para la recolección de tu pedido en nuestras oficinas, es necesario que primero confirmemos tu compra y te indiquemos día y hora de recolección. Los horarios de atención a clientes vía chat de la tienda y de Whatsapp son: Lunes a Viernes de 9am a 6pm, Sábados de 9am a 2pm.

¿Sabes que pasa en tu cuerpo cuando te asustas?

Publicado 2018-11-06 14:41:40
Categorías Medicina General

A todos nos ha pasado, el mini infarto de no sentir el celular en la bolsa del pantalón, despertar y darte cuenta que no sonó el despertador, la broma que te jugo tu hermano o bien una verdadera situación de peligro donde nos asustemos, no nos salvamos, pero ¿sabes que pasa en tu cuerpo cuando te asustas? Además de la cara pálida, un sudor en frio que te recorre el cuerpo, la piel de gallina y un cumulo de sensaciones que te desorientan, la reacción va más allá.

Asustarse es parte de la idiosincrasia de la vida humana, pero no es algo agradable, pues es un desencadenante de sensaciones negativas que pasan factura al organismo de una forma muy expresiva. El susto es una reacción de alarma y es una respuesta del cerebro a un estímulo inesperado, que a su vez cambia momentáneamente el metabolismo de una manera muy drástica.

Siempre que nos asustamos, ya sea un susto pequeño o  un gran susto, nunca esperamos tal acontecimiento y, cuando ocurre, nuestro organismo reacciona inmediatamente debido a dicho estímulo y a la reacción del cerebro ante el mismo.

En un susto sucede que, el sistema nervioso entra en juego, el ritmo cardiaco se incrementa, así, un mayor volumen de sangre es enviado a músculos necesarios para luchar o escapar (tómese según la situación), el rostro palidece, esto es debido a que los capilares sanguíneos presentan un estrechamiento para así mandar la sangre a lugares de nuestro cuerpo más aptos para combatir o huir. (De nuevo tómese según la situación).

Nuestra respiración se acelera tal como si hubiéramos corrido una maratón, al respirar profundo captamos mayor cantidad de oxígeno, lo que permite al corazón latir más rápido y a su vez “bombear” más sangre a los músculos claves que enfrentaran la amenaza. (En esas situaciones que mencionamos al principio).

Las pupilas se dilatan, esto con el fin de enfocar mejor nuestro objetivo.

Algunos músculos se tensan, esto debido a la mayor afluencia de sangre y con el fin de prepararnos para utilizar esos músculos en atacar o huir.

Nuestro aparato digestivo no es necesario en caso de lucha o escape, por eso recibe menos sangre y baja su actividad al máximo, muchas veces evacuando intestino y vejiga para forzarse a terminar su actividad.

Por esta misma razón, nuestra boca y garganta se resecan, evitando que nuestra saliva contribuya a mayor producción de jugos gástricos.

Escalofrió y “piel de gallina” son un intento por retener calor corporal ante la constricción de vasos sanguíneos. Algo especial es que nuestro sistema nervioso responde ante las amenazas sean estas reales o no.

A algunas personas nos gusta asustarnos a propósito con películas de terror, juegos mecánicos, alturas y muchas otras cosas. Pero ¿Por qué? Cuando nos asustamos intencionalmente el cerebro entiende que no hay peligro real y así puede disfrutar la descarga de adrenalina. También, gran parte de los sistemas neurológicos que se estimulan por el miedo son los que se activan al momento de sentir placer. Así que ya saben, si le sacan un buen susto a alguien al final del día puede no ser tan malo.

Fuentes.
Hypnoalf. (2011). Hipnosis! Sirve para algo?. 20/11/2015, de Especialista Sitio web: https://hypnoalf.wordpress.com/2011/02/12/que-sucede-en-nuestro-cuerpo-cuando-nos-asustamos/
Sabidurìa. (2011). ¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos asustamos?. 20/11/2015, de Sabiduría de escalera Sitio web: http://sabiduriadeescalera.com/2217

Comparte este contenido